Cirugía Digestiva y Laparoscopia

La cirugía laparoscópica es la mejor alternativa para el abordaje de multitud de enfermedades digestivas y abdominales. Permite una recuperación más rápida, menos dolor y mejores resultados estéticos. Se describen aquí algunas de las enfermedades digestivas que tratamos con mayor frecuencia, aunque hay otras en las que también podemos ayudarte. Consúltanos.

Doctor-David-Martinez-Ramos-Cirujano-General-Castellon-ESTOMAGO

Estómago y Esófago

Muchas lesiones en el estómago y en el esófago pueden requerir de una operación (úlceras gastroduodenales, acalasia, divertículos, cánceres, duplicaciones). Consúltanos por tu problema y te atenderemos para ofrecerte la mejor solución posible.

Doctor-David-Martinez-Ramos-Cirujano-General-Castellon-HIGADO

Hígado y Páncreas

Estos dos órganos son muy importantes en el cuerpo y pueden presentar también lesiones que necesiten de una operación. Suelen ser operaciones complejas, pero cada caso debe ser tratado de manera individual. Te recomendamos que nos consultes cualquier duda al respecto.

Doctor-David-Martinez-Ramos-Cirujano-General-Castellon-INTESTINO-DELGADO

Intestino Delgado

En sus 6-8 metros, el intestino delgado puede presentar muchas enfermedades. Entre las lesiones que necesitan una operación se encuentran: cánceres, infecciones, tumores benignos, divertículos, enfermedad de Crohn, adherencias (pegaduras) e isquemia intestinal.

Doctor-David-Martinez-Ramos-Cirujano-General-Castellon-INTESTINO-GRUESO

Intestino Grueso (Colon y recto)

En el intestino grueso pueden aparecer enfermedades importantes que requieran de una operación. El cáncer colorrectal, los pólipos, los divertículos, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn, las isquemias, los quistes, etc. son algunos ejemplos. Cada enfermedad tiene su tratamiento específico y es importante que contactes con nosotros si necesitas asesoramiento al respecto.

Doctor-David-Martinez-Ramos-Cirujano-General-Castellon-APENDICE

Apendicitis

Es una de las operaciones más frecuentes pero también de las más importantes. Si no se opera enseguida, las complicaciones son dramáticas (peritonitis). La laparoscopia es muy útil también en estos casos.