Láser para injerto o trasplante capilar

10 Nov 2023 | Capilar y transplante

YouTube player

Si te has hecho ya un trasplante de pelo o estás considerando hacértelo en un futuro, este vídeo te puede cambiar la forma de entender el injerto capilar.

Hoy hablamos de cómo te pueden ayudar las luces LED y el láser de baja potencia para mejorar los resultados de un injerto capilar.

Veremos cómo se puede aplicar esta tecnología en tu caso particular, qué opciones tenemos y muchas cosas más.

No te lo pierdas porque vamos a dar detalles muy útiles que pueden mejorar los resultados de tu injerto capilar.

Un poco de historia sobre el uso del láser de baja potencia para el cabello

En el año 1967 el Profesor Endre Mester, de la Universidad Médica de Budapest, en Hungría, hizo un descubrimiento que iba a revolucionar la medicina capilar de arriba a abajo.

El Dr. Mester estaba estudiando si el láser de baja potencia podría aumentar el cáncer de piel en los ratones.

Para este propósito, los ratones fueron expuestos a radiación láser después de afeitarles el pelo de la espalda.

El Dr. Mester no encontró lo que andaba buscando, es decir, no observó que hubiera más cáncer de piel pero sí que observó, sorprendentemente y por pura casualidad, un incremento en la tasa de crecimiento del cabello en el grupo tratado con láser.

Una nueva serendipia en los tratamientos capilares

Según el diccionario de la RAE serendipia se define como “Un hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual.”

No es la primera serendipia de la que hemos hablado en el canal. Si recuerdas, el efecto de minoxidil para el pelo se observó en pacientes que se trataban para la hipertensión arterial. El efecto de finasteride sobre el cabello se vio también en personas que habían recibido tratamiento para la próstata.

MINOXIDIL ORAL Y NANOXIDIL

Al igual que con otros descubrimientos médicos revolucionarios, como la penicilina, los rayos X o la anestesia, la utilidad del láser de baja potencia para estimular el crecimiento del cabello se reveló a través de una casualidad sorprendente.

Independientemente de esta casualidad, los efectos del láser de baja potencia (LLLT) y de las luces LED se conocen desde hace más de 40 años.

¿Funcionan el láser de baja potencia y las luces LED para el tratamiento de la alopecia?

Su uso se ha demostrado útil en diferentes enfermedades y procesos patológicos, como la cicatrización de heridas, la disminución de la inflamación, el edema, el dolor y la reducción del daño en los tejidos.

El mecanismo exacto por el que el láser mejora el crecimiento del cabello aún no se comprende completamente. Se han sugerido varias hipótesis, como la activación del cabello que se encuentra en fase de reposo.

Láser de baja potencia y gorras LED para alopecia

No vamos a entrar en detalles moleculares y bioquímicos sobre cómo funciona el LLLT porque nos perderíamos con las mitocondrias, los ATP y otras historias, pero sí que es importante que sepas, muy por encima, que su efecto está relacionado con la biostimulación o fotosetimulación de la unidad folicular.

Es decir, la luz que emiten estos aparatos activa diferentes procesos bioquímicos y moleculares que favorecen la curación, el crecimiento del pelo, la cicatrización, etc.

¿Funciona el láser de baja potencia para un injerto capilar?

Cuando hacemos un injerto capilar podemos simplificar diciendo que, para obtener los mejores resultados y con las menores complicaciones posibles, queremos, fundamentalmente, dos cosas:

1.- Mejorar la cicatrización y 2.- Favorecer el crecimiento del pelo, tanto del pelo que hemos trasplantado como del pelo nativo.

En el vídeo que hicimos sobre la necesidad de tratamientos con pastillas después de un injerto capilar ya te hablábamos de la conveniencia de cuidar el pelo transplantando y también el pelo nativo tanto como sea posible.

Medicación post-injerto ¿Es necesaria?

 

El injerto o trasplante de pelo: Importancia de la correcta curación.

Durante la cirugía del injerto capilar, aunque sea todo muy superficial y no requiera de anestesia general, hacemos un pequeños cortes para introducir los pelos en su nueva localización.

Y cada pelo que transplantamos, es un pequeño corte en la zona donante y un pequeño corte en la zona receptora. Por tanto, al final del injerto, tendremos miles de pequeñas heriditas en todo el cuero cabelludo.

Si conseguimos favorecer la cicatrización de estas pequeñas pero abundantes heriditas, reduciremos la inflamación, el enrojecimiento, mejoraremos la curación y, consecuentemente, los resultados serán también mejores.

La primera línea en un injerto capilar

Y para el segundo punto, que era favorecer el crecimiento del cabello, algunos estudios han evaluado el efecto del LLLT en el tratamiento de la alopecia androgénica, con buenos resultados.

Estudios sobre el uso de láser de baja potencia en un trasplante de cabello

Es verdad que la mayoría de estos estudios tienen un tamaño muestral pequeño o no son ensayos clínicos aleatorizados doble ciego y todas estas cosas, pero orientan a que el láser de baja potencia favorece el crecimiento del cabello.

Además, existe una observación interesante: cuando realizamos depilación láser con láseres de diodo o Alejandrita, especialmente en hombres, en ocasiones se produce un crecimiento paradójico del cabello.

Este crecimiento paradójico o activación, se cree que es porque la misma luz del láser estimula el crecimiento de pelo que estaba en reposo.

Por lo tanto, de manera general, podemos decir que el láser de baja potencia mejora el crecimiento del cabello.

Sin embargo, no tenemos estudios rigurosos que hayan analizado este efecto tras un injerto capilar.

¿Por qué la mayoría de grupos utilizan el láser de baja potencia después de un injerto capilar?

Pues por pura lógica. Si el láser de baja potencia mejora el crecimiento del pelo y, por otra parte, favorece la cicatrización, tenemos las dos acciones necesarias para obtener los mejores resultados tras el injerto capilar.

¿Cómo se aplica el láser de baja potencia en un injerto capilar?

Existen varias técnicas de aplicación cuando se trata de láser de baja potencia (LLLT) y luces LED en tratamientos capilares.

Cuando tratamos la alopecia se pueden utilizar las gorras o los cascos, de los que hemos hablado en otros vídeos previos del canal.

GORRA LED: UNBOXING Y ANÁLISIS

 

Sin embargo, cuando queremos hacer un tratamiento con láser de baja potencia o luces LED después de un injerto capilar, tenemos que evitar el contacto con el cuero cabelludo.

https://martinezsimon.com/gorra-led-anagen-active-ledhair-m150/

No queremos que, bajo ningún concepto, se dañe la unidad folicular trasplantada.

Nada, absolutamente nada, puede tocar o traumatizar el pelo que acabamos de injertar y que tanto tenemos que mimar.

Pelo que se pierde, pelo que ya no sale.

Por este motivo, las gorras y cascos no son de utilidad en el postoperatorio inmediato.

Más adelante sí que las podremos utilizar, cuando esté todo bien curado y cicatrizado, pero en las primeras semanas no las recomendamos.

Por lo tanto, tenemos que buscar dispositivos que apliquen la luz pero sin tener contacto con el cuero cabelludo y, por supuesto, colocarlos siempre con el máximo cuidado para evitar cualquier golpe que pueda hacer que se salte algún pelo.

Pelo que se pierde, pelo que ya no sale.

En nuestro caso utilizamos estos aparatos de láser de baja potencia que dejan cierta distancia de seguridad entre la zona de emisión de la luz y la unidad folicular.

De este modo, nos permite la aplicación del tratamiento, obteniendo los beneficios de la luz pero sin poner en riesgo el pelo que acabamos de injertar.

¿Vemos justificado el uso del láser de baja potencia con un injerto capilar?

Pues como no tenemos suficientes datos para dar una respuesta directa, tendremos que responder a 4 preguntas para posicionarnos:

1.- ¿Los láseres de baja potencia, ayudan al crecimiento del cabello?

2.- ¿Los láseres de baja potencia, ayudan en la cicatrización de heridas? Sí

3.- En un trasplante capilar nos interesa favorecer el crecimiento del cabello y favorecer la cicatrización de las heridas?

4.- ¿Es seguro el uso de láser de baja potencia en el cabello humano?

La respuesta a todas estas preguntas es, indudablemente, que sí, por lo que, bajo nuestro punto de vista, sí que estaría justificado hacerlo.

Resumen sobre el uso de láser de baja potencia o luces LED en injerto capilar

En resumen, aunque aún no disponemos de una evidencia científica definitiva sobre los beneficios del láser de baja potencia en este contexto, su uso está justificado por su capacidad demostrada para estimular el crecimiento del cabello, mejorar la cicatrización y su seguridad en la aplicación en el cabello humano.

En nuestra práctica, lo utilizamos rutinariamente tanto antes como después de los procedimientos de injerto capilar que realizamos.

 

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *