Inicio | Tratamientos | Cirugía General | Cirugía de la Hernia Umbilical

Cirugía de la Hernia Umbilical

La hernia umbilical es una afección común en la que una parte del contenido abdominal sobresale a través un orificio cerca del ombligo. En este artículo, hablaremos sobre la cirugía de la hernia umbilical y cómo tratarla adecuadamente.

La hernia umbilical es tipo de hernia muy frecuente que se produce cuando una porción del tejido abdominal protruye a través de la pared abdominal en el área del ombligo. Esta protuberancia se ve como un bulto en el área del ombligo y puede ser más visible cuando el paciente tose, se pone de pie o realiza alguna actividad física.

CARACTERÍSTICAS Cirugía de la Hernia Umbilical

Duración: 1 hora

Anestesia: Local con sedación

Recuperación: El mismo día de la intervención el paciente puede recibir el alta hospitalaria.

Duración: 1 hora

Anestesia: Local con sedación

Recuperación: El mismo día de la intervención el paciente puede recibir el alta hospitalaria.

Resultados:

más Información

Todo lo que necesitas saber sobre la Cirugía de la Hernia Umbilical

¿Qué es la Cirugía de la Hernia Umbilical ?

La hernia umbilical ocurre cuando una porción del tejido abdominal sobresale a través de un punto débil cerca del ombligo. Este tejido puede contener una porción del intestino, lo que causa una protuberancia visible y puede ser doloroso al tacto. La hernia umbilical es más común en bebés y niños pequeños, pero también puede afectar a adultos. ¿Por qué ocurre la hernia umbilical? La hernia umbilical ocurre debido a una debilidad en la pared abdominal cerca del ombligo. Esto puede ser el resultado de un aumento de la presión abdominal, como la obesidad, el embarazo o levantar objetos pesados. También puede ser el resultado de una afección médica subyacente, como la fibrosis quística o una hernia inguinal. ¿Cuáles son los síntomas de la hernia umbilical? Los síntomas de la hernia umbilical pueden incluir una protuberancia visible cerca del ombligo, dolor en el área de la hernia, sensibilidad al tacto y malestar abdominal. En bebés y niños pequeños, la hernia umbilical puede desaparecer por sí sola, pero en adultos, la cirugía puede ser necesaria para corregir el problema. ¿Cuándo se necesita cirugía para la hernia umbilical? La mayoría de las hernias umbilicales en bebés y niños pequeños se resuelven por sí solas sin necesidad de cirugía. Sin embargo, en adultos, la cirugía puede ser necesaria si la hernia es grande o causa dolor o malestar. La cirugía para la hernia umbilical generalmente se realiza bajo anestesia general y consiste en cerrar el punto débil en la pared abdominal con suturas.

¿Cómo se hace la Cirugía de la Hernia Umbilical ?

La cirugía es el tratamiento más común para la hernia umbilical. Durante la operación para reparar una hernia umbilical, se hace una incisión en la zona del ombligo y se reintroduce el contenido de la hernia a su lugar dentro del abdomen. En ocasiones es necesario poner algún tapón o malla para reforzar la pared abdominal. Esto va a depender de las características de la hernia, de su tamaño, etc. Es importante que conozcas el tipo de reparación que se plantea en tu caso particular antes de la cirugía por hernia umbilical.

¿Dónde se realiza?

Realizamos estas intervenciones en el Hospital Vithas Castellón.

Resultados


MÁS INFORMACIÓN

Dudas frecuentes sobre la Cirugía de la Hernia Umbilical

¿Cómo se diagnostica una hernia umbilical?

Una hernia umbilical se diagnostica mediante un examen físico realizado por un médico. Durante el examen, el médico puede notar un abultamiento en la zona del ombligo, especialmente cuando la persona tose o se pone de pie. El médico también puede verificar si la hernia se puede reducir o empujar hacia adentro en el abdomen.

En algunos casos, se pueden realizar pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico de la hernia umbilical. Estas pueden incluir una ecografía abdominal, que utiliza ondas sonoras para crear una imagen de la zona abdominal, o una tomografía computarizada (TC), que utiliza rayos X para crear imágenes detalladas de los órganos y estructuras internas del cuerpo.

Si se sospecha que la hernia umbilical ha causado complicaciones, como la estrangulación o el atrapamiento del tejido, puede ser necesaria una evaluación y tratamiento de emergencia.

¿Es necesaria la cirugía para todas las hernias umbilicales?

No todas las hernias umbilicales requieren cirugía. Las hernias umbilicales pequeñas que no causan dolor o problemas no necesariamente necesitan tratamiento. Sin embargo, si la hernia umbilical es grande, dolorosa o está aumentando de tamaño, se recomienda la cirugía para reparar la hernia y prevenir complicaciones graves.

Además, las hernias umbilicales que ocurren en bebés y niños pequeños pueden requerir cirugía temprana para prevenir la aparición de complicaciones y para evitar el aumento del tamaño de la hernia a medida que el niño crece.

En general, se recomienda que los pacientes con hernias umbilicales consulten a un médico para determinar si la cirugía es necesaria en su caso. El médico evaluará el tamaño de la hernia, la presencia de síntomas y el riesgo de complicaciones para determinar si se requiere cirugía.

¿Cómo se prepara el paciente para la cirugía de la hernia umbilical?

Antes de la cirugía de la hernia umbilical, se deben tomar algunas medidas para preparar al paciente para el procedimiento. Estos son algunos de los pasos comunes que se toman:

Examen físico: El médico realizará un examen físico completo para evaluar su salud y determinar si es seguro someterse a la cirugía.

Historial médico: Se le pedirá que proporcione información detallada sobre su historial médico, incluyendo cualquier afección preexistente, medicamentos que esté tomando y alergias.

Pruebas de diagnóstico: Se pueden realizar pruebas de diagnóstico, como análisis de sangre, electrocardiograma (ECG) y radiografías, para evaluar su estado de salud antes de la cirugía.

Restricciones alimentarias: Se le pedirá que ayune durante varias horas antes de la cirugía para asegurar que su estómago esté vacío y reducir el riesgo de complicaciones durante la cirugía.

Valoración preanestésica: El anestesiólogo se reunirá con usted antes de la cirugía para discutir la opción de anestesia y explicar los posibles riesgos y efectos secundarios.

Planificación postoperatoria: Se le informará sobre las instrucciones de cuidado posterior, como el manejo del dolor, la dieta y el ejercicio.

Es importante seguir todas las instrucciones de preparación dadas por el médico para garantizar una cirugía segura y exitosa.

¿Cuánto tiempo dura la cirugía de la hernia umbilical?

La duración de la cirugía de la hernia umbilical depende de varios factores, como la complejidad de la hernia y si se requiere reparación de otros tejidos o estructuras.

En general, la cirugía de la hernia umbilical suele durar entre 30 minutos y una hora. Sin embargo, en algunos casos puede durar más tiempo si se encuentra una hernia más grande o se requiere reparación adicional de los tejidos.

Es importante recordar que el tiempo de la cirugía no siempre indica la complejidad de la operación o la cantidad de tiempo que pasará en el hospital. La recuperación después de la cirugía también es importante y puede variar de persona a persona.

También es importante que hable con su cirujano las expectativas en su caso particular.

¿Cómo se realiza la anestesia para la cirugía de la hernia umbilical?

La cirugía de la hernia umbilical generalmente se realiza bajo anestesia general, lo que significa que se administran medicamentos para inducir un estado de inconsciencia y asegurar que no sienta dolor durante la cirugía.

En ocasiones se puede hacer la cirugía de la hernia umbilical con anestesia local acompañada de una sedación para que la recuperación sea más rápida en el postoperatorio.

Antes de la cirugía, se hará una visita preanestésica para evaluar su estado de salud y determinar la mejor opción de anestesia para su caso en particular. También le explicarán los posibles riesgos y efectos secundarios de la anestesia y responderán cualquier pregunta que tenga.

Durante la cirugía, un anestesiólogo supervisará su estado de salud y asegurará que esté cómodo y seguro. Después de la cirugía de la hernia umbilical, se despertará gradualmente de la anestesia en una sala de recuperación, donde se controlará su estado de salud antes de ser trasladado a una habitación de hospital o enviado a casa.

¿Es dolorosa la recuperación después de la cirugía de la hernia umbilical?

La recuperación después de la cirugía de la hernia umbilical puede ser dolorosa, pero los niveles de dolor varían de persona a persona. Es normal sentir cierta incomodidad o dolor después de la cirugía, especialmente en el área de la incisión.

El cirujano generalmente recetará analgésicos para ayudar a controlar el dolor. También pueden recomendar técnicas de relajación, como respiración profunda y relajación muscular progresiva, para ayudar a reducir la tensión muscular y aliviar el dolor.

En algunos casos, el dolor puede durar varias semanas después de la cirugía. Si el dolor es intenso o persistente, es importante comunicarse con el cirujano para evaluar si se necesita un tratamiento adicional.

Además del dolor, también puede experimentar otros síntomas, como hinchazón, moretones y sensación de cansancio. Estos síntomas son normales después de la cirugía y generalmente desaparecen con el tiempo a medida que se recupera.

¿Cuándo puedo volver a mi actividad normal después de la cirugía de la hernia umbilical?

El tiempo que tarda en recuperarse y volver a la actividad normal después de la cirugía de la hernia umbilical varía de persona a persona. En general, se recomienda evitar actividades extenuantes y levantar objetos pesados durante las primeras semanas después de la cirugía.

El cirujano también puede recomendar ejercicios de movilidad y actividad física suave para ayudar a prevenir la rigidez muscular y promover una recuperación más rápida.

En general, se puede volver a las actividades diarias normales después de aproximadamente 2 a 4 semanas, pero es importante seguir las recomendaciones específicas del cirujano y permitir que el cuerpo se recupere completamente antes de volver a las actividades extenuantes.

Si su trabajo implica levantar objetos pesados o realizar actividades físicas extenuantes, es posible que necesite tomar un tiempo adicional antes de regresar al trabajo. Es importante seguir las recomendaciones del cirujano y no apresurarse en volver a la actividad normal antes de tiempo.

¿Existen complicaciones después de la cirugía de la hernia umbilical?

Sí, como cualquier procedimiento quirúrgico, la cirugía de la hernia umbilical puede tener complicaciones. Algunas posibles complicaciones incluyen:

Infección de la herida: una infección de la herida es una complicación común después de la cirugía de la hernia umbilical. Los síntomas pueden incluir enrojecimiento, hinchazón, dolor y secreción de la herida.

Dolor: es común sentir dolor después de la cirugía de la hernia umbilical. Si bien el dolor generalmente es manejable con analgésicos, en algunos casos puede ser más intenso y duradero.

Sangrado: puede haber un leve sangrado después de la cirugía, pero en algunos casos puede ser más grave y requerir tratamiento adicional.

Daño a órganos cercanos: durante la cirugía, existe el riesgo de dañar órganos cercanos como el intestino o la vejiga.

Recurrencia de la hernia: en algunos casos, la hernia puede volver a aparecer después de la cirugía.

Es importante que su cirujano le informe de las posibles complicaciones y que entienda los riesgos y los beneficios de esta cirugía de hernia umbilical antes de someterse al procedimiento.

¿Cómo se trata el dolor después de la cirugía de la hernia umbilical?

El dolor después de la cirugía de la hernia umbilical es común, pero existen varias formas de tratarlo. Algunas opciones comunes incluyen:

Analgésicos: el médico puede recetar analgésicos para aliviar el dolor después de la cirugía. Estos pueden incluir medicamentos de venta libre como acetaminofén o ibuprofeno, o medicamentos más fuertes como opioides.

Aplicación de hielo local: aplicar compresas de hielo en la zona de la hernia puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

Reposo: descansar y evitar actividades extenuantes puede ayudar a reducir el dolor y permitir que el cuerpo se recupere.

Ejercicios de respiración profunda: los ejercicios de respiración profunda pueden ayudar a aliviar el dolor al reducir la tensión en los músculos abdominales.

Es importante seguir las recomendaciones del médico y no automedicarse sin su supervisión. Si el dolor es intenso o persistente, comuníquese con su médico para determinar el mejor plan de tratamiento.

¿Cuándo se pueden retirar los puntos después de la cirugía de la hernia umbilical?

El tiempo que se tarda en retirar los puntos después de la cirugía de la hernia umbilical varía según la técnica quirúrgica utilizada y la velocidad de curación del paciente. En general, los puntos se retiran entre una y dos semanas después de la cirugía.

El médico evaluará la incisión y determinará cuándo es seguro retirar los puntos. Si se utilizó una técnica de sutura absorbible, es posible que no se requiera la eliminación de los puntos, ya que se disolverán por sí solos con el tiempo.

¿Existen alternativas a la cirugía para la hernia umbilical?

Si bien la cirugía es el tratamiento más común para la hernia umbilical, existen algunas alternativas no quirúrgicas que pueden considerarse en casos leves o en personas que no son candidatas para la cirugía. Algunas de estas alternativas incluyen:

Control de peso: mantener un peso saludable y evitar la obesidad puede reducir la presión en la pared abdominal y disminuir el riesgo de hernia.

Ejercicio: ciertos ejercicios que fortalecen los músculos abdominales pueden ayudar a reducir el riesgo de hernia.

Uso de una faja abdominal: una faja abdominal puede proporcionar soporte y ayudar a reducir la presión en el área de la hernia.

Monitoreo regular: en algunos casos, su médico puede recomendar monitoreo regular de la hernia para asegurarse de que no empeore.

Es importante tener en cuenta que estas alternativas no quirúrgicas no curarán la hernia, y si la hernia empeora o causa síntomas, es probable que se requiera cirugía. Por lo tanto, es importante hablar con su médico para determinar si estas alternativas son adecuadas para su situación.

¿Puede la hernia umbilical reaparecer después de la cirugía?

Sí, aunque es raro, la hernia umbilical puede reaparecer después de la cirugía. Esto puede ocurrir si el tejido muscular o las suturas que se utilizaron para reparar la hernia no se sostienen correctamente, lo que permite que la hernia vuelva a aparecer.

Además, algunas personas pueden desarrollar una nueva hernia umbilical en otro lugar en el abdomen después de la cirugía. Esto puede ocurrir si hay debilidad en la pared abdominal en otro lugar.

¿Cuál es la tasa de éxito de la cirugía de la hernia umbilical?

En general, la cirugía de la hernia umbilical tiene una tasa de éxito muy alta. La mayoría de las personas que se someten a la cirugía experimentan una recuperación completa y no vuelven a tener una hernia en el mismo lugar.

La tasa de éxito de la cirugía depende de varios factores, como la técnica quirúrgica utilizada, la experiencia del cirujano, el tamaño de la hernia y la salud general del paciente. En general, se espera que más del 90% de las personas que se someten a la cirugía de la hernia umbilical experimenten una recuperación completa y no vuelvan a tener una hernia en el mismo lugar.

Es importante seguir las recomendaciones del médico después de la cirugía para maximizar las posibilidades de éxito. Esto puede incluir reposo adecuado, evitar actividades físicas extenuantes, seguir una dieta saludable y comunicarse con su médico si experimenta algún síntoma inusual.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de la hernia umbilical?

La cirugía de la hernia umbilical es un procedimiento seguro, pero como con cualquier cirugía, existen algunos riesgos y complicaciones potenciales, que pueden incluir:

Sangrado: puede haber sangrado durante la cirugía o en el período posterior a la cirugía.

Infección: hay un riesgo de infección en el sitio de la incisión quirúrgica o en el área circundante.

Dolor crónico: aunque es poco común, algunas personas pueden experimentar dolor crónico después de la cirugía.

Daño a los órganos: en raras ocasiones, se puede producir daño a los órganos cercanos, como los intestinos o la vejiga.

Recurrencia de la hernia: en algunos casos, la hernia puede reaparecer después de la cirugía.

Problemas con la anestesia: la anestesia general utilizada durante la cirugía puede tener complicaciones.

Cicatrización anormal: en algunos casos, la cicatrización puede ser anormal, lo que puede provocar una hernia o una apariencia estética no deseada.

Es importante hablar con su cirujano sobre los riesgos y beneficios de la cirugía de la hernia umbilical y discutir cualquier inquietud o pregunta que tenga antes de la cirugía.

¿Puedo hacer algo para prevenir la aparición de otra hernia umbilical en el futuro?

No hay una forma garantizada de prevenir la aparición de otra hernia umbilical en el futuro, pero hay algunas medidas que puede tomar para reducir su riesgo. Estos incluyen:

Mantener un peso saludable: el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar una hernia umbilical.

Evitar el estreñimiento: esfuerzos excesivos al defecar pueden aumentar la presión abdominal y contribuir al desarrollo de una hernia umbilical.

Fortalecer los músculos abdominales: puede realizar ejercicios que fortalezcan los músculos abdominales, como los abdominales y las planchas, pero debe hacerlos con precaución y bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Levantar objetos con cuidado: levante objetos pesados con las piernas en lugar de la espalda y evite levantar objetos que sean demasiado pesados para usted.

Dejar de fumar: fumar puede debilitar los músculos y aumentar el riesgo de hernias.

Tratar afecciones crónicas: trate afecciones crónicas que pueden aumentar la presión abdominal, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la tos crónica.

Realizar revisiones regulares: es importante que se realice revisiones regulares con su médico para detectar cualquier hernia umbilical nueva o existente y tratarla temprano si es necesario.

¿Cuándo debo consultar a mi médico si experimento dolor después de la cirugía de la hernia umbilical?

Debe consultar a su médico si experimenta dolor después de la cirugía de la hernia umbilical que no mejora con medicamentos para el dolor o si el dolor empeora con el tiempo. Además, si experimenta fiebre, enrojecimiento, hinchazón o drenaje de la incisión quirúrgica, debe buscar atención médica inmediata, ya que estos síntomas podrían ser indicativos de una infección o complicación grave. En general, es importante seguir las instrucciones de su médico después de la cirugía de la hernia umbilical y comunicar cualquier preocupación o síntoma a su equipo médico.