Inicio | Tratamientos | Cirugía | Reducción de pecho

Reducción de pecho

El aumento excesivo del tamaño de las mamas puede generar importantes problemas, tanto físicos como psicológicos. En estos casos, está indicada la reducción mamaria.

La reducción de mama es un procedimiento quirúrgico que busca disminuir el tamaño y el peso de los senos de una mujer. A menudo se realiza por razones médicas o estéticas.

 

CARACTERÍSTICAS Reducción de pecho

Duración: 3-4 horas

Anestesia: General

Recuperación: Al día siguiente de la intervención la paciente recibe el alta hospitalaria

Resultados: Los resultados se ven inmediatamente tras la intervención, aunque es necesario que transcurran varios meses para observar el resultado definitivo.

Duración: 3-4 horas

Anestesia: General

Recuperación: Al día siguiente de la intervención la paciente recibe el alta hospitalaria

Resultados: Los resultados se ven inmediatamente tras la intervención, aunque es necesario que transcurran varios meses para observar el resultado definitivo.

más Información

Todo lo que necesitas saber sobre la Reducción de pecho

¿Qué es la Reducción de pecho ?

La cirugía de reducción de pecho, también conocida como mamoplastia de reducción, es un procedimiento quirúrgico que se realiza para reducir el tamaño de los senos. Esta cirugía se recomienda comúnmente a mujeres que tienen senos grandes y experimentan dolor de espalda, cuello y hombros, problemas de postura y otros problemas de salud relacionados con el tamaño de los senos. Las mujeres que tienen senos grandes pueden experimentar problemas de salud como dolor de espalda, cuello y hombros, irritación de la piel debajo de los senos, y dificultad para encontrar ropa adecuada. Además, pueden sentirse cohibidas o incómodas con su apariencia física, lo que puede afectar su autoestima y confianza en sí mismas. Si estás considerando la cirugía de reducción de pecho, es importante que comprendas todos los aspectos del procedimiento antes de tomar una decisión. ¿Quién es candidata para la cirugía de reducción de pecho? Las mujeres que tienen senos grandes y experimentan dolor de espalda, cuello y hombros, problemas de postura y otros problemas de salud relacionados con el tamaño de los senos son candidatas para la cirugía de reducción de pecho. Además, si tienes senos asimétricos o caídos, la cirugía de reducción de pecho también puede ayudar a mejorar la simetría y la forma de tus senos.    

¿Cómo se hace la Reducción de pecho ?

Antes de la cirugía, tendrás una consulta con el cirujano para discutir tus expectativas y objetivos con el procedimiento. Durante la consulta, el cirujano también evaluará tus senos y te informará sobre el procedimiento y los riesgos asociados. Es importante que aproveches esta oportunidad para hacer preguntas y discutir cualquier inquietud que tengas con respecto al procedimiento. Preparación para la cirugía Antes de la cirugía, el cirujano te dará instrucciones sobre cómo prepararte para obtener los mejores resultados y reducir los riesgos de complicaciones. Esto puede incluir dejar de fumar, dejar de tomar ciertos medicamentos y ajustar tu dieta. También se te pedirá que ayunes durante un cierto período de tiempo antes de la cirugía. El procedimiento de cirugía La cirugía de reducción de pecho generalmente se realiza bajo anestesia general y dura de dos a cuatro horas. Aunque existen diferentes técnicas quirúrgicas para la reducción de pecho, en todas ellas se tiene que extirpar parte del tejido mamario. Según las características anatómicas de cada persona se recomienda una técnica u otra. Durante el procedimiento, el cirujano hace incisiones en los senos y elimina el exceso de tejido mamario y grasa. Luego, se reposicionan los pezones y se cierran las incisiones con suturas. Recuperación después de la cirugía Después de la cirugía, se te colocará un drenaje en cada pecho, un vendaje y un sostén de compresión para ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Después de la cirugía, es importante seguir las instrucciones del cirujano para el cuidado de las incisiones y para la recuperación. Se recomienda descansar durante varios días y evitar actividades físicas extenuantes durante varias semanas para permitir que el cuerpo se cure adecuadamente. Es posible que sientas dolor y molestias durante los primeros días después de la cirugía, pero esto se puede controlar con medicamentos para el dolor. Es importante que sigas las instrucciones del cirujano sobre cómo cuidar tus senos y cuándo puedes volver a tus actividades normales. ¿Cuáles son los riesgos asociados con la cirugía de reducción de pecho? Como con cualquier procedimiento quirúrgico, la cirugía de reducción de pecho conlleva ciertos riesgos y complicaciones. Estos pueden incluir infección, sangrado, cambios en la sensibilidad de los pezones, cicatrices visibles y asimetría en la forma de los senos. Es importante que discutas estos riesgos con tu cirujano antes de la cirugía y sigas cuidadosamente sus instrucciones para minimizar el riesgo de complicaciones.

¿Dónde se realiza?

Realizamos esta cirugía en el Hospital Vithas Castellón (España).

Resultados Reducción de pecho

Los resultados de la reducción de mama son duraderos, aunque el peso y la forma de los senos pueden cambiar con el tiempo debido a la pérdida o ganancia de peso, el envejecimiento y otros factores. Sin embargo, muchas mujeres experimentan una mejora significativa en su calidad de vida después de la cirugía, y están satisfechas con la apariencia y la comodidad de sus senos. Los resultados son evidentes inmediatamente, aunque harán falta varios meses para observar los resultados a largo plazo.
MÁS INFORMACIÓN

Dudas frecuentes sobre la Reducción de pecho

¿Cuánto cuesta la cirugía de reducción de pecho? ¿Está cubierta por el seguro médico?

El coste de la cirugía de reducción de pecho puede variar dependiendo del lugar donde se realice y de la experiencia del equipo quirúrgico. En general, el costo puede oscilar entre los 3.000 y los 8.000 euros o más.

En cuanto a la cobertura del seguro médico, esto puede depender de la compañía aseguradora y de las condiciones específicas de la póliza. En algunos casos, la cirugía de reducción de pecho puede estar cubierta si se considera que es una intervención médica necesaria para tratar problemas de salud relacionados con el tamaño del pecho, como dolor de espalda o problemas respiratorios. Sin embargo, en otros casos, la cirugía puede ser considerada un procedimiento cosmético y no estar cubierta por el seguro.

Se recomienda consultar con la compañía aseguradora y con el cirujano para conocer las opciones de cobertura y los costos asociados a la cirugía de reducción de pecho.

¿Necesito usar un sostén especial después de la cirugía de reducción de pecho?

Sí, después de la cirugía de reducción de pecho es necesario usar un sostén especial. Este sostén se llama «sostén postoperatorio» o «sostén de compresión» y está diseñado para proporcionar soporte y compresión al pecho durante el proceso de recuperación.

El sostén postoperatorio es diferente a los sujetadores normales, ya que están diseñados para ajustarse al nuevo tamaño y forma del pecho después de la cirugía. También pueden tener aberturas en la parte frontal o lateral para permitir el drenaje de líquidos y reducir la hinchazón.

Es importante seguir las recomendaciones del cirujano en cuanto al uso del sostén postoperatorio, ya que esto puede ayudar a reducir el dolor, la hinchazón y las complicaciones después de la cirugía. Además, es recomendable usar el sostén durante el tiempo indicado por el cirujano, que puede ser varias semanas o incluso meses después de la cirugía.

¿Qué tipo de resultados puedo esperar después de la cirugía de reducción de pecho?

Después de la cirugía de reducción de pecho, se pueden esperar varios resultados positivos. En primer lugar, el tamaño y la forma del pecho se reducirán para adaptarse a las necesidades y deseos de la paciente. Esto puede ayudar a reducir el dolor de espalda y de cuello, así como mejorar la postura y la movilidad.

Además, la cirugía de reducción de pecho puede mejorar la simetría y la apariencia del pecho, lo que puede aumentar la confianza y la autoestima de la paciente. También puede ayudar a aliviar la irritación y las erupciones en la piel que pueden ocurrir debajo del pecho.

Es importante tener en cuenta que los resultados pueden variar según las necesidades y expectativas de cada paciente. Por lo tanto, es importante hablar con el cirujano sobre las expectativas y limitaciones de la cirugía antes de tomar una decisión.

¿La reducción de pecho puede afectar mi capacidad para dar de mamar en el futuro?

La cirugía de reducción de pecho puede afectar la capacidad de dar de mamar en el futuro, ya que durante la operación se puede extirpar parte del tejido mamario y cortar conductos que transportan la leche materna. Esto puede reducir la capacidad de producir leche y dificultar la lactancia materna en el futuro.

Sin embargo, la capacidad de amamantar después de la cirugía de reducción de pecho puede depender de varios factores, como la cantidad de tejido mamario que se extirpa, la ubicación de las incisiones y la técnica quirúrgica utilizada.

Es importante hablar con el cirujano sobre las preocupaciones relacionadas con la lactancia antes de la cirugía de reducción de pecho. También puede ser recomendable esperar hasta después de la lactancia para someterse a la cirugía de reducción de pecho si se planea tener hijos en un futuro próximo.

¿Cuánto tiempo debo esperar antes de hacer ejercicio después de la cirugía de reducción de pecho?

El tiempo que debe esperar antes de hacer ejercicio después de la cirugía de reducción de pecho puede variar según la extensión de la cirugía y las recomendaciones específicas del cirujano. En general, se recomienda esperar al menos 4-6 semanas antes de volver a hacer ejercicio.

Durante este tiempo, es importante evitar cualquier actividad física extenuante, incluyendo levantar objetos pesados y hacer ejercicio aeróbico. El esfuerzo físico puede aumentar la presión arterial y el flujo de sangre, lo que puede causar sangrado y complicaciones después de la cirugía.

Después de las primeras semanas de recuperación, el cirujano puede autorizar ejercicios suaves y de bajo impacto, como caminar y hacer yoga. Luego, gradualmente se puede aumentar la intensidad y duración de los ejercicios a medida que el pecho se va curando y sanando.

Es importante seguir las recomendaciones del cirujano y no volver a hacer ejercicio demasiado pronto, ya que esto puede retrasar la curación y aumentar el riesgo de complicaciones.

¿Cuándo puedo volver a trabajar después de la cirugía de reducción de pecho?

El tiempo de recuperación después de la cirugía de reducción de pecho varía según el paciente y la naturaleza de su trabajo. En general, la mayoría de los pacientes pueden volver a trabajar después de una o dos semanas después de la cirugía, siempre y cuando su trabajo no implique levantar objetos pesados ​​o realizar actividades físicas extenuantes.

Si el trabajo implica actividades que requieren levantamiento de peso o esfuerzo físico, se puede recomendar un tiempo de descanso adicional antes de volver al trabajo. Es importante que los pacientes sigan las instrucciones de su cirujano y eviten levantar objetos pesados o realizar actividades extenuantes durante al menos cuatro a seis semanas después de la cirugía para permitir que el cuerpo se recupere completamente.

¿Quedan muchas cicatrices después de una cirugía de reducción de pecho?

La cantidad y la apariencia de las cicatrices después de la cirugía de reducción de pecho dependen del tipo de técnica utilizada y la cantidad de tejido mamario que se ha eliminado. En la mayoría de los casos, los cirujanos utilizan técnicas que minimizan la cantidad de cicatrices visibles.

En la técnica de incisión en ancla, se hacen tres incisiones: una alrededor de la areola, una vertical desde la areola hasta el surco del seno y una tercera incisión horizontal a lo largo del surco del seno. Las cicatrices resultantes pueden ser significativas, pero se colocan estratégicamente para que sean menos visibles y puedan disimularse con la ropa.

En la técnica de cicatrización reducida, se hacen solo dos incisiones, una alrededor de la areola y otra vertical hacia abajo desde la areola. Las cicatrices resultantes son menos visibles que las de la técnica de incisión en ancla.

Es importante recordar que las cicatrices pueden tardar varios meses en curarse y disminuir en apariencia. El cuidado postoperatorio adecuado, como mantener las incisiones limpias y evitar la exposición al sol, puede ayudar a reducir la apariencia de las cicatrices.

¿Es doloroso el proceso de recuperación después de la cirugía de reducción de pecho?

Es normal experimentar cierto grado de dolor después de la cirugía de reducción de pecho, pero el dolor varía de paciente a paciente. Los pacientes pueden sentir incomodidad, presión o dolor en los senos durante los primeros días después de la cirugía, pero esto puede controlarse con analgésicos recetados por el cirujano. Además, se puede experimentar una sensación de tensión en los senos debido a la hinchazón postoperatoria, lo que puede hacer que los senos se sientan pesados. Sin embargo, la mayoría de los pacientes encuentran que el dolor y la incomodidad disminuyen significativamente después de la primera semana. Es importante seguir las instrucciones del cirujano para el cuidado postoperatorio y tomar los medicamentos prescritos para asegurarse de que la recuperación sea lo más cómoda posible.

¿Cuáles son los riesgos y complicaciones asociados con la cirugía de reducción de pecho?

Como con cualquier procedimiento quirúrgico, existen algunos riesgos y complicaciones asociados con la cirugía de reducción de pecho. Estos pueden incluir:

Infección
Sangrado excesivo
Cicatrización anormal
Pérdida de la sensibilidad en los pezones o los senos
Asimetría de los senos
Dificultades para amamantar en el futuro
Necesidad de cirugía de revisión
Reacciones adversas a la anestesia
Coágulos de sangre

Es importante que los pacientes discutan los riesgos y complicaciones de la cirugía con su cirujano durante la consulta preoperatoria y sigan todas las instrucciones de cuidado postoperatorio para reducir el riesgo de complicaciones. En general, el riesgo de complicaciones es bajo y la mayoría de los pacientes experimentan una recuperación sin problemas después de la cirugía de reducción de pecho.

¿Cómo es el proceso de recuperación después de la cirugía de reducción de pecho?

El proceso de recuperación después de la cirugía de reducción de pecho puede variar de paciente a paciente, pero en general, los pacientes pueden esperar lo siguiente:

Los pacientes pueden experimentar hinchazón, moretones y sensibilidad en los senos después de la cirugía. Esto es normal y puede durar varias semanas.

Se recomienda usar un sostén de compresión después de la cirugía para ayudar a reducir la hinchazón y mantener los senos en su lugar.

Es importante evitar actividades físicas intensas, levantar objetos pesados y actividades que requieran movimientos de los brazos por encima de la cabeza durante las primeras semanas después de la cirugía.

Los pacientes deben seguir las instrucciones del cirujano con respecto a la limpieza de las incisiones y el cuidado postoperatorio.

Los pacientes pueden necesitar tomar analgésicos recetados por el cirujano para controlar el dolor después de la cirugía.

Los pacientes deben asistir a las consultas de seguimiento programadas con el cirujano para asegurarse de que la recuperación progrese adecuadamente y para evaluar los resultados de la cirugía.

En general, se espera que los pacientes se recuperen completamente en unas pocas semanas a varios meses después de la cirugía.

¿Cuánto tiempo dura la cirugía de reducción de pecho?

La duración de la cirugía de reducción de pecho puede variar dependiendo del tamaño y complejidad de la reducción, así como de la técnica quirúrgica utilizada. En promedio, la cirugía de reducción de pecho puede durar de 2 a 4 horas. Sin embargo, este tiempo puede ser mayor o menor en función de la cantidad de tejido mamario que se necesita extirpar y la complejidad de la cirugía. Además, se debe tener en cuenta el tiempo de preparación del paciente antes de la cirugía y el tiempo de recuperación después de la cirugía. El cirujano será capaz de proporcionar una estimación más precisa del tiempo de la cirugía durante la consulta preoperatoria.

¿En qué consiste el procedimiento de reducción de pecho?

El procedimiento de reducción de pecho comienza con una evaluación inicial del paciente, donde el cirujano discute el tamaño deseado de los senos y los detalles de la cirugía. Durante la cirugía, el cirujano hace incisiones en los senos y elimina el exceso de tejido mamario, grasa y piel. Luego, el cirujano remodela los senos y los levanta a una posición más elevada. En algunos casos, el pezón y la areola se mueven a una posición más alta en los senos. Finalmente, se cierran las incisiones con suturas y se colocan vendajes o apósitos para proteger los senos mientras se recuperan. El procedimiento de reducción de pecho generalmente se realiza bajo anestesia general y puede durar de 2 a 4 horas, dependiendo del tamaño y la complejidad de la reducción.

¿Quiénes son las candidatas ideales para la reducción de pecho?

Las candidatas ideales para la reducción de pecho son mujeres que tienen senos grandes y pesados que les causan problemas físicos y emocionales. En general, estas mujeres experimentan dolor de espalda, cuello y hombros, así como irritación en la piel debajo de los senos. Además, las mujeres que tienen senos grandes y desproporcionados en relación con el resto de su cuerpo pueden sentirse incómodas con su apariencia y tener problemas para encontrar ropa que les quede bien. Las candidatas ideales para la reducción de pecho deben estar en buena salud general y tener expectativas realistas sobre los resultados de la cirugía.

¿Qué es la reducción de pecho?

La reducción de pecho es un procedimiento quirúrgico que consiste en eliminar el exceso de tejido mamario, grasa y piel de los senos con el fin de reducir su tamaño y mejorar su forma y contorno. Esta cirugía se realiza principalmente en mujeres que tienen senos grandes y pesados que les causan dolor de espalda, cuello y hombros, así como irritación en la piel debajo de los senos. La reducción de pecho también puede ayudar a mejorar la autoestima y la confianza en mujeres que se sienten incómodas con el tamaño de sus senos.

This site is registered on Toolset.com as a development site.